Jan 13, 2008

Poema de Sete Faces: Carlos Drummond de Andrade


Carlos Drummond de Andrade (Itabira, 1902 - Río de Janeiro, 1987) es considerado el mayor poeta de la literatura brasileña del siglo veinte. Era también cuentista y cronista. Nació en la ciudad de Itabira, en la provincia de Minas Gerais. Es clasificado como un poeta de la Generación del 30. Alcanzó gran repercusión con sus libros y a pesar de haber sido un fuerte candidato al Premio Nobel de Literatura, rechazó cualquier indicación al Premio. Empezó a escribir muy temprano y mantuvo su actividad hasta el fin de su vida. Su extensa obra puede ser dividida en muchas fases. Odiaba el sentimiento, la vanidad y las creencias burguesas, desde una perspectiva de librepensador. Uno de sus más exitosos poemas es José, del libro de mismo nombre. (Ob Cit. Wikipedia.org) Les dejo con esta singular pieza.



Poema de Sete Faces

Quando nasci, um anjo torto

desses que vivem na sombra

disse: Vai, Carlos! ser gauche na vida.


As casas espiam os homens
que correm atrás de mulheres.

A tarde talvez fosse azul,

não houvesse tantos desejos.


O bonde passa cheio de pernas:

pernas brancas pretas amarelas.

Para que tanta perna, meu Deus,

pergunta meu coração.

Porém meus olhos

não perguntam nada.


O homem atrás do bigode

é sério, simples e forte.
Quase não conversa.

Tem poucos, raros amigos

o homem atrás dos óculos e do bigode.


Meu Deus, por que me abandonaste

se sabias que eu não era Deus,
se sabias que eu era fraco.


Mundo mundo vasto mundo

se eu me chamasse Raimundo

seria uma rima, não seria uma solução.

Mundo mundo vasto mundo,

mais vasto é meu coração.


Eu não devia te dizer

mas essa lua

mas esse conhaque

botam a gente comovido como o diabo.



----
Poema de Siete Faces

Quando nací, un ángel tuerto
de esos que viven en la sombra
dijo: Ve Carlos, a ser gauche en la vida.

Las casas espían a los hombres
que corren tras las mujeres.
La tarde talvez fuese azul,
si no hubiera tantos deseos.

El tranvía pasa lleno de piernas:
piernas blancas negras amarillas.
Para qué tantas piernas, Dios mío, pregunta
mi corazón.
Sin embargo mis ojos
no preguntan nada.

El hombre detrás del bigote
es serio, simple y fuerte.
Casi no conversa.
Tiene pocos, escasos amigos
el hombre detrás de los anteojos y del bigote.

Dios mío, por qué me abandonaste
si sabías que yo no era Dios
si sabías que yo era débil.

Mundo mundo vasto mundo,
si yo me llamase Raimundo
sería una rima, no sería una solución.
Mundo mundo vasto mundo
más vasto es mi corazón.

No te lo debía decir
pero esa luna
pero ese coñac
lo dejan a uno conmovido como el diablo.
----

1 comment:

Luciano said...

yo gustó muy de tu contenido en tu blog. yo propongo un intercâmbio de link, que tal? espero respuesta en meu blog.yo soy de Brasil. y conosco mucho peruanos en Brasil....gracias..

http://seletuls.blogspot.com