Apr 29, 2008

COLDPLAY - The Scientist




------
Come up to meet you, tell you Im sorry
You dont know how lovely you are
I had to find you, tell you I need you
Tell you I set you apart
Tell me your secrets, and ask me your questions
Oh lets go back to the start
Running in circles, coming up tails
Heads on a silence apart

Nobody said it was easy
Oh its such a shame for us to part
Nobody said it was easy
No one ever said that it would be this hard
Oh take me back to the start
I was just guessing at numbers and figures
Pulling your puzzles apart

Questions of science, science and progress
Do not speak as loud as my heart
Tell me you love me, come back and haunt me
Oh and I rush to the start
Running in circles, chasing our tails
Coming back as we are

Nobody said it was easy
Oh its such a shame for us to part
Nobody said it was easy
No one ever said it would be so hard
Im going back to the start
-----



The Scientist en español

Vengo a reunirme contigo,
A decirte que lo siento,
Tu no sabes lo encantadora que eres.

Tenía que encontrate,
Decirte que te necesito,
Decirte que me separé de ti.

Dime tus secretos,
Y pregúntame tus preguntas,
Oh, vamos a regresar al comienzo.

Corriendo en círculos,
Llegando a las colas,
Cabezas de la ciencia separadas.

Nadie dijo que era fácil,
Es tal vergüenza para nosotros el separarnos.
Nadie dijo que era fácil,
Nadie dijo jamás que sería así de difícil.
Oh, llévame de nuevo al comienzo.

Solo estaba imaginando,
Los números y las figuras,
Separando los rompecabezas.

Las cuestiones de la ciencia,
De la ciencia y del progreso,
No hablan tan ruidosamente como mi corazón.

Dime que me amas,
Vuelve y frecuéntame,
Oh, cuando acometo al comienzo.

Corriendo en círculos,
Persiguiendo las colas,
Regresando como somos.

Nadie dijo que era fácil,
Es tal vergüenza para nosotros el separarnos.
Nadie dijo que era fácil,
Nadie dijo jamás que sería tan difícil.
Oh, llévame de nuevo al comienzo.

Apr 24, 2008

Rosas como amarillas

Recordarás quizá, entre los escombros de tu tersa memoria, uno que otro dicho que emanaron de mis labios y de mis manos, cuando te advertía que iba a dedicarte un escrito que sea capaz de mantenerse tatuado entre los pliegues de tu corazón y tu mirada.

Recordarás, a lo mejor, esa sonrisa que brotaba en el fondo de un auricular tecnológico, aconsejándote poemas copiados y trabados. Todo para alguien como tú.

Recordarás esos pasajes sobrenaturales que nos contábamos al oído, como dos personajes de cuentos distintos. Cómo quisiera que lo recuerdes siempre, aunque compartas ya otra figura masculina dentro del vientre de tus ilusiones.

Nada más que decir por ahora. Nada, a no ser que tenga que mencionar esas rosas amarillas que nunca te podré dar, ni esos detalles malvados que no hiciste en el centro de mi cama. Nada de eso, porque no estás. Nunca estuviste, nunca has de estar.
---